Pulso ATL
Política

Más México en Estados Unidos

La política real nos lleva al Norte. Ante la debilidad de las instituciones, las acciones políticas y judiciales de los Estados Unidos impactan cada vez más a México. Los juicios a ex funcionarios de alto nivel, las decisiones en materia de migración y las elecciones han pasado de influir a condicionar la agenda nacional. Estamos en medio de un torbellino que sacude las estructuras de ambos de la frontera, pero las nuestras son mucho más endebles. Las ráfagas de la pandemia han dejado ver debilidades ocultas, y la lluvia de evidencias en los juicios señala una corrosión crónica del sistema político mexicano, mientras parece aproximarse una inundación de acontecimientos que impactarán el futuro de México de manera determinante.

A nueve días de la elección presidencial en Estados Unidos la mayoría de los especialistas dan por hecho no sólo el triunfo de Biden, sino la mayoría de la Cámara de Representantes e incluso algunos la mayoría en el Senado. Según fuentes como la página fivethirtyeight.com, los demócratas pueden ganar aun si perdieran estados como Texas, Arizona, Nevada o Carolina del Sur, dado que es más probable su triunfo en Florida y Pensilvania. Cada vez más habla de una marea azul que cubre el Sur de Estados Unidos. Si esto sucede, el cambio de administración replanteará la relación con México, probablemente con exigencias puntuales en materia de respeto al estado de derecho y asuntos puntuales como los laborales y ambientales.

Al mismo tiempo siguen adelante ahora dos causas judiciales en Nueva York, que tendrán profundos efectos en la vida política de México. Los casos presionarán a las instituciones mexicanas a actuar en consecuencia, no solamente por la aparente contundencia de las evidencias, sino porque supondría que la ayuda militar, de inteligencia y de seguridad trasladada desde Estados Unidos hacia México, habría sido manejada por personas vinculadas al narcotráfico al que combatían. De probarse, este hecho supondrá un soporte sólido para replantear las relaciones en estos campos con México, y sería materia de debates internos en Estados Unidos que podrían poner sobre la mesa mayores evidencias.

Otro ámbito estratégico son los efectos de la pandemia que serán sujetos a un profundo escrutinio en caso de ganar Biden, dado el enorme costo en vidas y la grave recesión económica. Serán puestas bajo la lupa las decisiones en la materia lo que puede presionar también la crítica a lo realizado en México. Y dado que la autorización de las vacunas, los tratamientos terapéuticos como los acuerdos para su distribución se determinan en gran medida en Estados Unidos la posición de México depende en parte de acciones externas.

Finalmente el campo económico y financiero es también motivo de una fuerte dependencia. Hace apenas unos días terminó la visita de la misión del Fondo Monetario Internacional que dejó recomendaciones para incrementar el gasto público y plantear una reforma fiscal para aumentar los ingresos públicos. Dado que aún no conocemos los efectos totales de la pandemia en la economía y en el sector financiero, es necesario mantener abiertas las posibilidades de recurrir a mecanismos externos en caso de ser necesario.

Los vientos de la tormenta reclaman realizar mayores esfuerzos por tener una mayor presencia en Estados Unidos. Nos guste o no, es y será un ámbito de acción estratégico para nuestro futuro. El horizonte es desafiante para la diplomacia mexicana, como también para todos los intereses de México en Estados Unidos cuyo punto esencial es la comunidad mexicana integrada por más de 30 millones de compatriotas. De forma que habrá que pasar de mirar al Norte a actuar en el Norte, haciendo más México en Estados Unidos.

Noticias relacionadas

Trump, principal impulsor de “fake news” sobre el coronavirus

Pulso ATL

Sismo en Alaska provoca alerta de tsunami

Pulso ATL

Política de Trump hacia Cuba no está funcionando: Biden

Pulso ATL

Deja Un Comentario