Pulso ATL
Entretenimiento

La historia que inspiró la cinta “House of Gucci”


Del lujo a la tragedia, de la exclusividad al escarnio público, así ha transitado la historia de Gucci, casa de moda italiana que, desde su fundación en manos de Guccio Gucci, en Florencia en 1921, no solo ha estado ligada al éxito mundial por su imperio en productos de lujo, sino que los escándalos, las traiciones personales y económicas y la muerte han llevado a esta dinastía al ojo público con los tribunales siempre de por medio.

Hoy 25 de noviembre llega a los cines “House of Gucci (La casa Gucci), filme dirigido por Ridley Scott, protagonizado por Lady Gaga y Adam Driver; en esta cinta los mitos que han rondado a la familia vuelven a surgir y buscará aclarar qué fue lo que realmente ocurrió en esta dinastía: ¿por qué uno de los más grandes herederos de la moda, Maurizio Gucci, fue asesinado al exterior de su empresa?

Aunque las conclusiones oficiales han señalado a Patrizia Reggiani (interpretada por Lady Gaga), quien fuera pareja de Maurizio Gucci (Adam Driver), como la autora intelectual del asesinato, los orígenes de los pleitos familiares radican desde las decisiones que el fundador Guccio Gucci tomó al definir su herencia y determinando cuál de sus hijos debería llevar la batuta de su emporio.

“House of Gucci”, coestelarizada también por Al Pacino, Jared Leto, Salma Hayek y Jeremy Irons, parte del libro “The House of Gucci: A Sensational Story of Murder, Madness, Glamour, and Greed”, de Sara Gay Forden, quien dio cobertura por más de 15 años a esta casa de moda.

El origen

Para comprender cómo es que Patrizia Reggiani, ajena en su inicio a la dinastía Gucci, acabó con la vida del mayor heredero de la familia Gucci, es importante remontarse a los orígenes de Guccio, quien previo a transformarse en uno de los diseñadores que consagró la leyenda de prestigio “Hecho en Italia”, se desempeñó como botones y auxiliar en el Hotel Savoy, en Londres, oficio en el que encontraría un nicho de mercado no explorado en su totalidad, pues al ver cómo el equipaje en ese momento era tomado como un signo de estatus social, decidió dar una visión cosmopolita a los maletines y bolsos de viaje partiendo del trabajo artesanal del cuero.

De regreso a Florencia en 1921, Guccio fundó oficialmente a Gucci, empresa que diversificó sus artículos y sumó a las codiciadas maletas: pañuelos, guantes, cinturones y zapatos, que eran identificables con la doble “GG”.

Salma Hayek. La actriz mexicana le da vida a Pina Auriemma, en la cinta “House of Gucci”. Universal Pictures

Rodolfo y Aldo Gucci, hijos de Guccio, fueron designados por su padre para llevar la dirección de la empresa a niveles internacionales teniendo Nueva York como ciudad ancla para incrementar el furor por la marca en Hollywood.

Aunque las disputas por la repartición de la marca fueron constantes entre los hermanos, cuando Rodolfo muere en 1983, su hijo Maurizio tomaría el control del emporio familiar, sin imaginar que su complicado matrimonio con Patrizia Reggiani sería uno de los movimientos más violentos para la estabilidad de Gucci.

De Patrizia se sabe que su infancia estuvo llena de precariedades en su natal Milán al no tener padre y sobrellevar el día a día con el salario que su madre tenía como camarera; pero su destino cambió cuando su mamá se casó con Ferdinando Reggiani, empresario en la rama del transporte, quien decidió darle su apellido Patrizia, entonces de 12 años de edad, convirtiéndola en un abrir de ojos en una de las jóvenes más acaudaladas de Italia.

El ascenso a la locura

Siendo una de las mujeres más activas en los eventos sociales destacados de Milán, Patrizia conoció en 1970 a Maurizio Gucci, con quien dos años después decidió casarse y formar una nueva familia con el nacimiento de sus dos hijas: Alessandra (en 1977) y Allegra (en 1981).

Patrizia, quien era conocida por ser una apasionada del lujo, aseguró tras su detención y posterior encarcelamiento durante 18 años, que su matrimonio con Maurizio no estuvo libre de intrigas y traiciones, además de que nunca obtuvo la aprobación de Rodolfo Gucci, quien siempre se opuso a que su hijo Maurizio se relacionara con quien era considerada como una “cazafortunas”.

En su libro Sara Gay Forden, destaca que si bien Maurizio tomaba las decisiones sobre el trayecto de Gucci, Patrizia presionaba para que la firma tomara otros rumbos mediante planes con poca proyección que significaban grandes pérdidas económicas.

Entre 1985 y 1991, Maurizio y Patrizia se divorciaron tras años de separación y alegatos que señalaban que su entonces esposo mantenía relaciones con otras mujeres e hijos no reconocidos, siendo ésta una de las principales hipótesis de investigación para afirmar que los celos y el miedo que sus hijas no recibieran herencia serían los motivos principales para orquestar el asesinato.

Aunque Maurizio cumplió su palabra al brindar a Patrizia mensualidades de hasta 100 mil dólares para el bienestar de sus hijas, Patrizia seguía exigiendo a su ex esposo más recursos al verse “privada” de su ostentosa vida.

El día más oscuro de Gucci

El 27 de marzo de 1995, Maurizio Gucci, de 46 años de edad, fue asesinado en uno de los barrios más lujosos de Milán, a manos de un sicario, relacionado a la mafia italiana, que de cuatro disparos acabó con la vida de uno de los magnates más poderosos de la moda europea.

Aunque las primeras investigaciones se enfocaban en posibles ajustes de cuentas con la mafia, en 1997 la policía arrestó a Patrizia, quien había tomado poder en las propiedades de Maurizio; la mujer fue acusada de ser la autora intelectual del asesinato de su ex pareja.

La detención de Patrizia provocó una de las coberturas más mediáticas en los años 90, dando nacimiento a la “viuda negra de la moda”, quien tras declaraciones contradictorias, finalmente aceptó su juicio por el asesinato de Maurizio, recibiendo inicialmente una condena de 29 años de prisión, que después fue acortada a 26 años, aunque ésta concluyó a los 18 años por su buen comportamiento.

Alejada de la vida pública, Patrizia ha sido captada en diversas ocasiones en Milán, y al saber que la actriz y cantante Lady Gaga sería la encargada de interpretarla, la llamada “viuda negra de la moda” expresó a medios locales no estar de acuerdo en que no fuera tomada en cuenta para la versión que se mostrará en pantalla.

MQ

Temas

Lee También

Related posts

En “MasterChef Celebrity México 2021” la fama no da ventajas

latmedia_6wosd8

La infidelidad une a José Fors con Alejandra Barros

latmedia_6wosd8

Airbnb: Rentan departamento de Carrie Bradshaw, de “Sex in the City”

latmedia_6wosd8

Leave a Comment