Pulso ATL
Tecnología

Xbox rinde homenaje a pueblos indígenas mexicanos

Quién haya viajado a Guerrero seguro ha visto baúles de madera finamente decorados de diferentes maneras. Este es el sello de la comunidad cuyo nombre significa “terremotos”. En esta región montañosa los árboles abundan y el lináloe, cuya madera tiene un deleitante aroma, es la materia prima para la fabricación de las “cajitas”, que son una costumbre que ha pasado de generación en generación.

Desde pequeños, los habitantes de Olinalá aprenden a crear su obra de arte, cuya forma y estética conlleva un trabajo muy minucioso. Las piedras calizas, colorantes naturales, aceites, plumas, espinas, pelo y tierra son los elementos clave para que las manos de los artesanos pueblen la madera de relieves laqueados y fantasiosos, para que se convierta en un cofre del tesoro para su próximo dueño.

“El arte de Olinalá es extraordinariamente bello. Los óleos son totalmente naturales; se consiguen en el campo, en la montaña”, comentó Edwin Ruiz Ventura, artesano de ICAT – Olinalá. “Lo que más me apasiona de mi trabajo es que las piezas que pasan por mis manos han llegado a sitios del mundo a los que no me esperaba que llegaran, cuadros que se han regalado a papas y a presidentes, eso me hace feliz”.

Las figuras plasmadas reflejan un intercambio cultural e histórico entre lo oriental y lo europeo, pero con el toque creativo de los guerrerenses, lo cual es visible en esta creación.

Mina reconoce que este tipo de iniciativas no sólo ayuda a que los artesanos den a conocer su trabajo con el mundo, sino también a que los usuarios sean más conscientes de la diversidad cultural que hay en el mundo.

En el caso del control intervenido por artesanos de Hidalgo, Xbox buscó el apoyo de las artesanas de Tenangos Ma Hoi, quienes realizaron los bordados del dispositivo.

“El lugar de los muros”, el significado de Tenango, es conocido por la magia de sus hilos que llevan un fragmento de historia en cada hebra. Los bordados artesanales, cuya labor requiere de paciencia y minuciosidad, tienen un valor tradicional que va más allá de sus vivos colores y originales diseños por su sentimentalismo, ya que narran la historia de los habitantes de la sierra.

“Todos los bordados van de acuerdo con el estado de ánimo que tiene la persona que está bordando en ese momento”, explicó Victoria Lucas Patricio, artesana de Tenangos Ma Hoi, quien tejió la funda del control que intervino. Mientras que, por su parte, Hortencio Vargas Sevilla, pintor quien colabora con el grupo de artesanas, añadió: “El plasmado de los Tenangos es una retroalimentación de nuestro entorno, de los elementos que tenemos en la región”.

Estos artesanos han heredado las técnicas ancestrales de su cultura y buscan compartirla con su familia y con el mundo y así mantener su legado y a sus comunidades. “Quiero que quede un legado. Quizás mis hijos aprendan algo de mí y eso será una pequeña huella que deje yo a través de ellos”, destacó Vargas Sevilla. Por otro lado, Rosemary Alvarado Lucas, artesana de Tenangos Ma Hoi, finalizó: “Para mí, es importante que se festeje el Día de los Pueblos Indígenas para que no se pierdan sus culturas y tradiciones, para que siga habiendo sustento para muchas familias”.

Los dispositivos que se elaboraron no estarán a la venta y de momento buscarán quedarse en algún museo o recinto donde se pueda hacer difusión, de acuerdo a Xbox.

Related posts

Beats busca el mercado de Android con sus nuevos Studio Buds

latmedia_6wosd8

Twitter le dice adiós a Fleets, después de solo ochos meses

latmedia_6wosd8

Retos de la inteligencia artificial en México

latmedia_6wosd8

Leave a Comment